miércoles, 11 de julio de 2012

.


Ya no sé qué coño espero ni qué quiero.
Bueno, si, te quiero a ti, pero me da miedo, porque somos demasiado perfectos, somos demasiado geniales.  Tengo miedo de que se acabe, o de que yo te quiera porque sería lo mejor. 
No me entiendes, ni me entiendo, supongo que tampoco hace falta. El caso es que te necesito, me da igual si por deber o ya por costumbre. 
El caso es que no puedo vivir sin ti

1 comentario:

  1. Yo estoy en un laberinto sin salida. Odio necesitarle y no encontrarle.

    ResponderEliminar